Los medios de transporte público, entre los que se encuentran los autobuses urbanos e interurbanos, pueden sufrir accidentes de tráfico que provocan lesiones a sus ocupantes.

En ocasiones, la responsabilidad es del conductor del autobús, siendo las causas más comunes los frenazos o acelerones fuertes, o las salidas de la vía.

Otras veces la culpa del accidente es de un tercero. El caso más común es el de un vehículo de cualquier clase que se atraviesa de manera sorpresiva en la trayectoria del autobús, pudiendo existir colisión entre ambos o que el conductor del autobús frene de manera brusca para evitar la misma, provocando la caída de uno o varios ocupantes del mismo.

En cualquiera de los casos, el ocupante de un autobús, o de cualquier medio de transporte público, tiene derecho a reclamar indemnización siempre por los daños sufridos, independientemente de quien haya tenido la culpa en el siniestro, y será indemnizado por la aseguradora del responsable.

Cómo reclamar una indemnización por accidente de autobús

Los pasos para reclamar indemnización por accidente como ocupante de un autobús cuyo conductor es responsable del mismo son los siguientes:

  • Hay que conservar el billete o título de transporte utilizado ese día para acreditar que viajábamos como ocupantes del autobús.
  • En ningún caso debe abandonarse el autobús sin comunicar al conductor que hemos resultado lesionados, y debemos avisar de inmediato al mismo para que detenga el autobús. Los conductores tienen la obligación de dar un parte de incidencias de cualquier hecho acontecido durante el servicio, que será necesario si queremos que la aseguradora del autobús se haga cargo posteriormente de la indemnización.
  • La responsabilidad del accidente tiene que recaer en el conductor para poder reclamar indemnización por responsabilidad civil en estos supuestos, es decir, no son reclamables las caídas fortuitas o imputables únicamente al ocupante, ya que en ese caso el culpable es exclusivamente el usuario, que solo podrá reclamar si cumple los requisitos para ello indemnización con cargo al denominado Seguro Obligatorio de Viajeros o SOV, cobertura que todos los usuarios de un medio de transporte público tienen incluida por el mero hecho de haber adquirido un billete.
  • Es fundamental llamar a los agentes de la autoridad para que acudan in situ al lugar del accidente y levanten un Atestado sobre lo ocurrido, además de contar con testigos de la caída, que normalmente serán otros viajeros del autobús. Estos medios de prueba son fundamentales para evitar que el conductor quiera imputar la responsabilidad al ocupante y eximirse de culpa.
  • Debe llamarse a los servicios de emergencias para que nos hagan la primera asistencia médica en el mismo lugar del accidente, acreditando con ello la relación causal entre el siniestro y las lesiones. Y no nos trasladan a un centro médico, deberemos en todo caso acudir nosotros al hospital más cercano para que nos hagan un informe completo sobre las lesiones sufridas de cara a la reclamación.
  • Es necesario además poner una reclamación en la empresa de autobuses correspondiente, indicando fecha y hora del accidente, matrícula y numero de autobús, lugar exacto de ocurrencia del mismo, y adjuntar a la misma copia del parte de urgencias o de lesiones, datos del atestado y testigos del accidente, y fotografías si se dispone de ellas, guardando copia de la reclamación para gestionar el siniestro.
  • Por último, es importante contactar cuanto antes con un despacho de abogados especialista en accidentes de tráfico para que nos asesoren desde el primer momento sobre los pasos a dar para reclamar la indemnización que nos corresponda.

Hay que tener en cuenta que una vez acreditada la responsabilidad del conductor del autobús el ocupante lesionado podrá percibir una indemnización con cargo al Seguro Obligatorio de Automóviles (Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación) y además la indemnización que le corresponda con cargo al Seguro Obligatorio de Viajeros (SOV).

Accidente de autobús cuando el culpable es un tercero

Cuando un autobús se ve involucrado en un accidente en el que su conductor no es responsable del mismo y la culpa es de un tercero, podremos reclamar la indemnización que nos pueda corresponder, en ese caso a la aseguradora del tercero responsable.

En estos casos el propio conductor del autobús puede haber resultado lesionado, pudiendo reclamar igualmente la indemnización que le corresponda al igual que los ocupantes del autobús lesionados.

El caso más habitual es el de un vehículo o motocicleta que se cruza en la trayectoria del autobús, provocando que este tenga que frenar de manera brusca y violenta para evitar la colisión.

En ocasiones, en estos accidentes el vehículo que lo ha provocado se da a la fuga sin detenerse, por lo que es muy importante acreditar muy bien como ha ocurrido el mismo.

En estos casos deberemos contar con el testimonio del conductor del autobús e incluso de otros pasajeros que hayan visto lo ocurrido, ya que en estos supuestos se hará cargo del pago de las indemnizaciones el Consorcio de Compensación de Seguros, que solo abonará las mismas si se acredita de manera clara, principalmente con un Atestado o Parte de Accidente, como ha ocurrido el siniestro y la intervención en el mismo del vehículo fugado.

El resto de los pasos a dar en este tipo de accidentes como ocupantes de un autobús son iguales que si el responsable es el conductor, debiendo acreditar además de la dinámica del mismo, las lesiones sufridas y cualquier otro daño que queramos reclamar derivado del accidente.

Somos abogados especialistas en accidentes de tráfico en transporte público

Es fundamental contar en un accidente como ocupante de un autobús con la ayuda de un abogado especialista en este tipo de reclamaciones, que nos va a asesorar desde el primer momento sobre los pasos a dar.

En ACCIDENTES LEGAL hemos tramitado multitud de accidentes de autobús, y en la mayoría de las ocasiones si la víctima cuenta con seguro de hogar, el mismo le ha cubierto los honorarios de nuestros abogados gracias a la cobertura por defensa jurídica, que se le tramita gratuitamente por nuestro servicio jurídico.

 

En LEGALCAR abogados somos especialistas en la reclamación de este tipo de indemnizaciones, y recomendamos siempre ponerse en manos, lo antes posible, en manos de abogados expertos, que están acostumbrados a defender y reclamar este tipo de siniestros.