Los centros comerciales, locales de ocio y restauración y grandes superficies reciben cada día miles de visitantes, y en ocasiones, es posible sufrir un accidente que conlleva la posibilidad de gestionar la reclamación de los daños y perjuicios sufridos.

Para poder reclamar, es importante tener en cuenta que la responsabilidad tiene que poder imputarse al centro comercial. Es decir, si sufrimos una caída fortuita o que se produce por culpa exclusiva del cliente, no se podrá reclamar indemnización alguna porque la responsabilidad es del propio usuario.

Pero cuando el accidente se produce por otras causas que sí son imputables al establecimiento en cuestión, es posible reclamar al del seguro de responsabilidad civil de dicho local la indemnización que nos pudiera corresponder por los daños y perjuicios sufridos.

Qué puede indemnizarse en un accidente en un centro comercial

Sufrir un accidente en un establecimiento o centro comercial es más común de lo que pensamos. Las causas más comunes de este tipo de accidentes son los resbalones por líquidos derramados en el suelo, una baldosa mal colocada, una estantería que se vence o productos que se caen por estar mal colocados, unas escaleras defectuosas, o unas puertas giratorias que funcionan mal. Son ejemplos muy comunes que pueden provocar lesiones de mayor o menor gravedad a los clientes de un establecimiento o local comercial.

La indemnización a reclamar en estos casos va a depender de los daños sufridos, del tiempo que hayamos tardado en restablecernos, y de las posibles secuelas o incapacidades que nos hayan quedado si el accidente ha sido grave.

Por un lado reclamaremos esos daños personales, que deben estar muy bien acreditados y perfectamente demostrada la relación causal entre el accidente y las lesiones sufridas, para que la aseguradora del centro comercial no se exima de responsabilidad o niegue las mismas.

Por otro lado, podrán reclamarse como daños materiales los sufridos en objetos o elementos que portáramos en el momento del accidente, como pueden ser gafas de ver o de sol, teléfonos móviles, relojes, etcétera.

Asimismo, pueden reclamarse los gastos que hayamos tenido directamente relacionados con el accidente, como son las facturas de rehabilitación, gastos de farmacia, de taxis, etcétera.

Requisitos para tramitar la reclamación de indemnización

Para poder reclamar indemnización por un accidente en un establecimiento o local comercial, los primeros momentos posteriores al siniestro son fundamentales para garantizar el éxito de la reclamación.

Todos los centros comerciales y locales abiertos al público cuentan con su correspondiente seguro de responsabilidad civil, que cubre los siniestros que se produzcan en ellos siempre que la culpa no haya sido del propio cliente. Por ello, es fundamental acreditar muy bien como ha ocurrido el siniestro y consultar el caso con un abogado especialista en este tipo de accidentes que nos pueda asesorar sobre los pasos que debemos dar y defienda nuestros intereses frente a la aseguradora obligada al pago de la indemnización.

Para poder reclamar estos accidentes hará falta:

  • Mantener en todo momento la tranquilidad y no moverse del lugar del accidente, llamando de inmediato a los agentes de la autoridad para que acudan a levantar un parte de accidente, que nos sirva para acreditar que se ha producido.
  • Sacar fotografías de lugar del siniestro y de la causa del mismo. Hay que tener en cuenta que de inmediato, los empleados del establecimiento van a limpiar o eliminar la causa del accidente, por lo que conviene tener fotos para acreditar los que ha ocurrido y poder imputar la responsabilidad al establecimiento con garantías.
  • Recabar datos de testigos presenciales del accidente (nombre y apellidos, teléfono y dirección), lo cual es relativamente sencillo al tratarse de lugares con gran afluencia de personas. Los testigos nos servirán para acreditar la veracidad del siniestro y en su caso si fuera necesario, poder declarar en un juicio si se acaba interponiendo contra la aseguradora.
  • Llamar a los servicios de emergencias para que la primera asistencia médica sea en el propio lugar del accidente, y disponer así de un primer informe que acredite que nos han atendido allí mismo. Si no nos trasladan, deberemos acudir de inmediato al Hospital más cercano, para que nos hagan un examen más completo, asegurándonos de que en el mismo se hacen constar todas las lesiones sufridas en el siniestro.
  • Poner una reclamación en el propio centro o establecimiento comercial, a la que se deben adjuntar copias de las fotos del lugar del accidente, lugar exacto, fecha y hora, motivo del mismo, datos de los testigos presenciales y copia del informe de urgencias o de los servicios de emergencias, solicitando la valoración o indemnización que nos pueda corresponder.  

¿Necesito un abogado particular para reclamar la indemnización?

Es una realidad que cuando hablamos de lesiones y daños, las aseguradoras buscan o bien eximirse de responsabilidad, o bien ofertar una indemnización muy por debajo de lo que realmente le correspondería a la víctima.

Por ello, es muy importante contactar con un despacho de abogados especialista en este tipo de siniestros para que nos asesore desde el principio sobre el modo de proceder y los documentos que vamos a necesitar de cara a la reclamación.

En muchas ocasiones y con la experiencia que tenemos en ACCIDENTES LEGAL en estos casos, a través de un abogado pueden resolverse de manera amistosa las reclamaciones llegando a un acuerdo con la aseguradora sin necesidad de tener que acudir a un procedimiento judicial. Ello se consigue a través de la labor de negociación que va a realizar nuestro abogado con la compañía de seguros.

La mayoría de las víctimas de este tipo de accidentes desconocen qué pueden reclamar, y qué derechos les asisten. Hace falta que un abogado especializado les indique los pasos a dar y lo que van a necesitar de cara a la reclamación. Asimismo, el abogado especialista conoce todos los conceptos que son indemnizables, y va a buscar siempre el interés del cliente y que la indemnización sea justa y comprenda todos los conceptos a los que tiene derecho.

Hay que tener en cuenta además que, si la víctima dispone de seguro de hogar, es muy posible que el mismo le cubra en todo o en parte los honorarios del abogado particular que designe, gracias a la cobertura por defensa jurídica incluida en estas pólizas.

En ACCIDENTES LEGAL somos especialistas en reclamaciones por caídas en centros y establecimientos comerciales, contando con un equipo de abogados, peritos médicos y tramitadores que trabajan por la víctima para conseguir de manera rápida y eficiente la indemnización más completa que le corresponda por los daños y perjuicios sufridos.